Sunday, 9 December 2012

The day we took over Nevada.

Crear un oasis de hielo en pleno centro de la ciudad; lo cierto es que nunca había vivido algo tan frenético y placentero.
Mezclar el frío y el calor: algo aún por definir. 
Él parecía conocer todas las constelaciones, la definición del éxtasis, rincones del mundo que jamás fueron explorados, y sensaciones capaces de erizar el vello.
No parecía asustarle mi locura, lo cuál es sorprendente e inquietante.
Yo bailaba lentamente, daba vueltas por la habitación, y a veces sentía que ni las estrellas brillaban más que yo.
Aquella noche fui una aspirante a estrella de cine del viejo Hollywood: starlet.
Él, el chico malo e interesante de las películas americanas, con el que huyes a Montana en un Chevy Nova.
Para ser sinceros: se han visto locuras más arriesgadas, pero muy pocos han conseguido abstraerse por completo de la realidad al llevarlas acabo. Nosotros sí.
Creo que es hora de abrir otra botella de whisky.
Con mucho hielo.
Y que abrase, por favor.

10 comments:

  1. Quiero ese jersey.
    **

    ReplyDelete
  2. Amiga, me gusta mucho lo que escribes.

    ReplyDelete
  3. Aww I love the look and the photos as always!! You're amazing!
    x

    http://be-your-own-hero-now.blogspot.pt

    ReplyDelete
  4. Lo que yo decia, ARTE.
    Tenemos una cita pendiente para Navidades, necesito oirte y verte.
    Te quiero mucho Marina.

    ReplyDelete
  5. Unas fotos preciosas, pero el texto lo es mucho más.

    Un beso

    ReplyDelete
  6. Arte, escrita y en instantáneas.

    ReplyDelete